Fiestas en Mallorca

Reyes, demonios, gigantes, penitentes y la magia del fuego

Las Fiestas en Mallorca suelen tener una tradición centenaria. Sus orígenes son tanto paganos como religiosos, y a menudo se mezclan. Las Fiestas son una parte importante de la cultura española, y conectan personas, familias, amigos, comunidades de pueblos, pero también a invitados y desconocidos para festejar, comer, beber y bailar.

DIMONI # 2 – 120 cm x 80 cm – impresión en plexiglás – Constantin Rahmfeld

El fotógrafo Constantin Rahmfeld ha visitado algunas de estas fiestas con su cámara; Reyes Magos – la llegada de los Reyes Magos; Sant Antoni – la fiesta de San Antonio; Sant Sebastian – la fiesta de San Sebastián; las procesiones de Semana Santa y la fiesta de San Joan – la noche de San Juan. Se ha reunido con reyes, demonios, gigantes y penitentes y ha experimentado la magia del fuego, que desempeña un papel importante en muchos de estos festejos.

Le sugerimos que permita que Constantin Rahmfeld lo lleve al mundo colorido, a veces ruidoso, a veces tranquilo, a menudo místico de las Fiestas de Mallorca; su trabajo expresivo lo alentará a marcar las fechas de estas fiestas en su calendario.

Si está interesado en comprar algunas de estas fotografías, póngase en contacto con la oficina de Minkner & Partner en Santa Ponsa: Tel: +34 971 255 695 o envíenos un correo electrónico

 

Los Tres Reyes Magos

El 6 de enero, la Epifanía o el día de los Tres Reyes Magos, un día festivo en toda España, una fecha muy especial, esperada por los niños españoles. En España, los niños no le expresan sus deseos de regalo a Santa Claus – para Navidad – sino a los Reyes Magos. Los reyes son los destinatarios de la lista de deseos porque de acuerdo con la historia bíblica, los tres reyes magos Gaspar, Melchor y Baltasar, también llamados magos de Oriente, dieron regalos a los niños después de la visita del niño Jesús.

Y así, el 5 de enero, los niños españoles ponen sus zapatos delante de la puerta de su casa o en el alféizar de la ventana, para que los tres reyes puedan dejar los regalos. Una vez recibidos, se desempaquetan y se prueban en la mañana del 6 de enero (a menudo los impacientes los prueban la noche del 5 de enero). En muchos pueblos y ciudades españolas, la tarde del 5 de enero es casi una fiesta popular – Navidad, Año Nuevo y Carnaval son importantes, pero la llegada de los Reyes Magos es muy especial. En Palma, por ejemplo, la llegada de la embarcación de los Reyes de Oriente se anuncia con tres salvas de cañón. Cuando Gaspar, Melchor y Baltasar ingresan en el antiguo muelle de La Lonja, son recibidos con aplausos y vítores por hasta 200.000 personas.

Una vez en tierra, los Reyes se abren paso por la ciudad en camellos o en un coche espléndidamente decorado, seguidos por dos docenas de carruajes adornados para la ocasión. Desde algunos de estos vehículos, cientos de ayudantes de los reyes arrojan a la multitud que está en las calles toneladas de golosinas, caramelos y otros dulces.

CAVALCADA DELS REIS MAGS – 120 cm x 80 cm – Impreso en plexiglás – Constantin Rahmfeld

La fiesta de San Antonio

El 17 de enero es el día del santo Sant Antoni, San Antonio, santo patrón de los animales domésticos y de granja. La leyenda dice que San Antonio fue un hombre rico que vivió en Egipto en la segunda mitad del siglo III. Como cristiano, entregó toda su fortuna a los pobres y vivió como un ermitaño en el desierto. Múltiples intentos de los demonios para seducirlo no tuvieron éxito. Cuando se estaba muriendo el 17 de enero de 356, dos leones se acostaron a su lado para protegerlo. Fue entonces cuando Antonio bendijo a los leones quienes más tarde lo habrían enterrado. Por tanto, Antonio es considerado el santo patrón de los animales domésticos y de granja.

En memoria de esta leyenda, los mallorquines celebran “Sant Antoni”, la fiesta de San Antonio, en la noche del 16 al 17 de enero. En muchos pueblos hay procesiones en las que las brujas (de ahí que la noche se conozca como la noche de brujas) y el diablo intentan disuadir a San Antonio del camino correcto y lo seducen. Antonio resiste con el signo de la cruz. Llenos de ira y furia, los demonios se van, haciendo ruido y rompiendo porcelana y loza. En la tarde, personalidades importantes de los pueblos, acompañadas por cabezudos, van la iglesia y comparten misa.

Los mallorquines y amigos se reúnen alrededor de las fogatas, bailando, comiendo y bebiendo. También cantan canciones devotas que recuerdan a San Antonio. Sin embargo, a medida que la noche avanza y el consumo de alcohol aumenta, las letras se van tornando menos religiosas. La celebración se extiende hasta la madrugada.

El 17 de enero, los lugareños – algunos en carros decorados festivamente – llevan sus animales domésticos y de trabajo a la iglesia, donde caballos, vacas, cabras, ovejas, cerdos, perros y gatos son bendecidos por el capellán o sacerdote local. A menudo también se puede ver a los niños bendiciendo a sus pequeñas mascotas como hámsters, tortugas, peces de colores, gatos y perros.

DIMONI # 5 – 50 cm x 50 cm – impresión en plexiglás – Constantin Rahmfeld

La fiesta de San Sebastian

Los anales históricos de la ciudad de Palma muestran que la ciudad sufrió una plaga en 1523 la cual se cobró muchas víctimas. Sin embargo, la epidemia tuvo un repentino final cuando una reliquia (un hueso del brazo) de San Sebastián fue llevado a la ciudad de Palma (un capitán romano que intentó convertir parte del ejército romano al cristianismo fue golpeado hasta la muerte por orden del emperador Diocleciano en 288 DC). Por esta razón, el 20 de enero de 1524 San Sebastián fue nombrado Santo Patrono de Palma y los palmesanos, pero también los habitantes de otros pueblos aledaños de la isla recuerdan al santo patrono. Para honrar la memoria de San Sebastián – a casi 500 años – se organizan durante varios días fiestas y eventos.

Principalmente el 17 de enero, se lleva a cabo la representación de los Correfoc, una marcha de demonios fantasmales y traga-fuegos que se abren paso entre la multitud con la ayuda de petardos y lanzallamas. Se recomienda a los visitantes de este evento usar vestimenta ignífuga.
Las festividades comienzan unos días antes del 20 de enero, y en realidad se relacionan perfectamente con la Fiesta en honor a San Antonio. La noche especialmente intensa es la del 19 al 20 de enero. En muchos lugares de Palma y en muchos pueblos se instalan grandes barbacoas, alrededor de las cuales se reúnen familia y amigos y preparan ciertos productos llevados por ellos como ser salchichas, especialmente especialidades mallorquinas como sobrasada y botifarra, carne y pescado y entre todos comparten dichos alimentos. Generalmente se toca música en vivo, se baila y se festeja.

Lo más destacado es el espectáculo de fuego compuesto por los Correfoc con figuras gigantes, diablos, demonios, dragones que arrojan fuego, acompañados por ruidos infernales, chispas, fuegos artificiales, olores de azufre y fuego, así como músicos que tocan tambores y una especie de gaita (xeremia). Con esta gran representación, los demonios son expulsados de la ciudad. Al final de las festividades, usualmente hay una gran exhibición de fuegos artificiales en Palma. El 20 de enero, el día del santo, la gente se recupera de las extenuantes celebraciones.

DIMONI # 1 – 120 cm x 80 cm – impresión en plexiglás – Constantin Rahmfeld

Procesión de Pascua

La Pascua es también una de las festividades religiosas más destacados de España. Las celebraciones de la Semana Santa comienzan el Domingo de Ramos, cuando muchos devotos cuelgan palmas en sus balcones para conmemorar la entrada de Jesucristo en Jerusalén. La Semana Santa es también el momento de las procesiones de las cuales las más importantes tienen lugar el Jueves Santo y el Viernes Santo en la capital, Palma y en otras ciudades y pueblos de la isla. Estas procesiones están organizadas por aproximadamente cincuenta cofradías o hermandades de la isla. Es un privilegio especial ser miembro de una hermandad. Por lo general, dicha membrecía se transfiere de padre a hijo dentro de la familia.

Grupos de figuras encapuchadas, con capuchas altas y puntiagudas que solo tienen rendijas para la visión, con cadenas de hierro en sus pies, se mueven en silencio, a menudo descalzos, a través de pueblos y aldeas y, como penitentes, rememoran la Pasión de Cristo. Algunos penitentes llevan grandes cruces de madera o cargan grandes altares con santos. Debido a la pesadez de las cargas, la procesión es lenta. Sonidos monótonos de los golpes de tambor y música de viento elegíaca acompañan la procesión dando un toque más emocional. Una procesión dura varias horas.

La principal procesión y atracción para muchos creyentes, curiosos y turistas se lleva a cabo en las noches del Jueves Santo en Palma. En ella, la procesión del Santo Cristo de la Sangre, participan todas las cofradías de Mallorca. Es un honor para los penitentes llevar grandes y pesados altares con santos. No menos pesada es la carga de las enormes cruces de madera que llevan otros penitentes. La procesión mística comienza en el Hospital General, lugar donde también termina la procesión en las primeras horas de la mañana del Viernes Santo. El Calvario de Pollença es el punto de encuentro de los penitentes y fieles los Viernes Santos. Al comienzo del día se erige una enorme cruz de madera en la montaña. Durante el día, las lámparas de aceite y las antorchas encienden los 365 escalones que conducen a la cima. En la noche, los monjes sacan la estatua de Cristo de la Cruz, la envuelven en lino blanco y la llevan los 365 escalones hacia abajo hasta la iglesia parroquial.

PROCESIÓN # 1 – 120 cm x 80 cm – impresión en plexiglás – Constantin Rahmfeld

Noche de San Juan

En la noche del 23 al 24 de junio Mallorca celebra San Joan, la Noche de San Juan. Es la noche del solsticio, la noche más corta del año y probablemente la noche más celebrada a nivel popular en todo el año. Aunque también es un día conmemorativo para Juan el Bautista, la celebración de la víspera de San Juan tiene probablemente un origen pre-cristiano.

En las playas, los mallorquines se reúnen en familia para hacer un picnic junto a una fogata, desempacan cestas de alimentos que traen consigo, ponen velas y crean un ambiente festivo. Luego ponen pequeños botes de papel con velas en el mar, con la esperanza de ahuyentar a los espíritus malignos. Otros escriben en un papel sus deseos o lo que les gustaría cambiar en el futuro, lanzan la lista de deseos al fuego, saltan encima de las llamas tres veces y luego quedan satisfechos, seguros de que los deseos se harán realidad. Para mayor seguridad, se pueden lanzar tres monedas al mar. Otros se visten de blanco y, a medianoche, a la hora de los espíritus, toman un baño en el mar para limpiar el cuerpo y el alma. Muchos también creen que la noche de San Juan es la ideal para saber si el deseo de un niño pronto se hará realidad: para este propósito, se coloca una vela en un pequeño bote: si la vela arde durante mucho tiempo y el bote no se quema, el deseo del niño pronto se volverá realidad.

En los pueblos y ciudades, especialmente en Palma, Calvia, Deia, Muro, Felanitx, Son Servera y Sant Joan se celebra hasta la madrugada y se ameniza con barbacoas y bebidas. Hay conciertos en vivo al aire libre y mercados de artesanos. En Palma, además se pude disfrutar de la corrida del fuego (correfoc), unos 200 demonios de fuego con chispas y petardos hacen mucho ruido, y van por las calles acompañados por unos 100 músicos.

NOCHE DE SAN JUAN – 140cm x 70cm – Impresión en plexiglás – Constantin Rahmfeld

 

Para disfrutar de todas las fiestas, vale la pena considerar el tema de comprar una propiedad en Mallorca.