Heinz Hoenig visita la bodega Castell Miquel | Inca

En 1891, la plaga filoxérica llegó a Mallorca, destruyendo el 97% de los viñedos de la isla en escaso tiempo. Este fue también el caso del viñedo alrededor de Castellet, cerca de Inca. Donde antes había parras, ahora había tierra cultivable y almendros. Hasta que en los años 90 del siglo pasado, el empresario alemán Prof. Michael Popp descubrió la propiedad y realizó allí su sueño de reconstruir una bodega. El primer paso se dio en 2002 con la apertura del Castell Miquel. La filosofía de Popp es crear con Castell Miquel un lugar de apreciación y cuidado de los tesoros de la naturaleza. La viña y sus necesidades son fundamentales para Castell Miquel.

La bodega de Castell Miquel tiene varias zonas de producción en Mallorca, cuyas cepas presentan características diferentes debido a su ubicación geográfica. Además de los aromas específicos de cada variedad de vid, se producen múltiples matices finos que aportan complejidad y plenitud a los vinos. El clima mediterráneo produce vinos con cuerpo y taninos maduros. La fresca brisa marina que hay aquí conduce a un agradable equilibrio en las altas temperaturas estacionales. Los muros de piedra seca que almacenan calor, a su vez, contribuyen a calentar las vides en las tardes más frescas, con el consiguiente efecto positivo en la maduración de las uvas. La bodega agradecerá su visita.

Bodega Castell Miquel | Carretera Inca-Sineu, Km. 4,1 | T +34 971 510 698

 

Otros bodegasBodegas Macia Batle  |  Bodegas Angel  |  Bodegas Ribas  |  Bodegas Tianna Negre  |  Bodegas José L. Ferrer