iphone app
Download Minkner App "Real Estate Mallorca"
  • 1500 properties to choose from
  • Exclusive object photography
  • Easy sightseeing request

Asesoramiento jurídico en alquiler de temporada o largo plazo de una propiedad en Mallorca

Para muchos se plantea la cuestión comprar una casa o un apartamento en Mallorca o primero alquilar una casa o apartamento. Las razones de estas consideraciones pueden ser múltiples: en primer lugar, hay un gran grupo que está considerando la posibilidad de ser residente en Mallorca, sin embargo aún no está seguro y prefiere "probar Mallorca" sin gran riesgo de inversión. Otros han vendidos su propiedad después de muchos años en Mallorca para vivir en su tierra natal "con los hijos y nietos" durante la vejez, pero todavía quiere un punto de apoyo en Mallorca. Y otros construyen sus hogares en Mallorca y por lo general no quieren vivir en una fase de construcción de un año en un hotel, es más prefieren alquilar una casa o apartamento para comenzar a sentirse como en casa. Minkner & Partner trabaja desde hace muchos años en el mercado de alquiler en Mallorca, especialmente en el popular sudoeste de la isla. Por tanto si quiere alquilar una casa o apartamento en Mallorca, con Minkner & Partner estará usted en las mejores manos. Para ello les detallaremos una serie de consejos sobre alquiler de largo tiempo en Mallorca: "asesoramiento jurídico en alquiler a largo plazo de una propiedad en Mallorca”.

1. Definición – arrendamientos temporal y a largo plazo
En primer lugar queremos aclarar algunos términos: la mayoría de los contratos firmados en España con sujeción a las normas legales LAU. Según el Art 2 de la LAU se considera arrendamiento de vivienda aquel arrendamiento que recae sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario (1 residencia). Los arrendamientos de temporada y alquileres de los locales comerciales no se consideran en esta definición. La demarcación entre varios meses de arrendamiento de temporada (también llamado tratado de no residentes) y un contrato de arrendamiento a largo plazo a menudo parece difícil, pero no lo es: un contrato de alquiler de temporada siempre existe cuando el inquilino tiene su residencia principal en otro lugar y la mantiene y la razón de la limitación se especifica en el contrato (por ejemplo, contrato de trabajo temporal, por estudios, alquilar hasta la finalización de su hogar, etc). Los detalles de un contrato de alquiler de temporada pueden ser negociados individuales entre las partes (por ejemplo, con renuncia de previa aviso y obligación de pagar la renta hasta el final del contrato acordado), ya que el legislador no ve en este tipo de contrato la necesidad de una mayor protección del inquilino.

2. Duración del contrato
Minkner & Partner no se ocupa de alquileres vacacionales, sino exclusivamente de los contratos de arrendamiento de temporada y de largo plazo con un plazo de arrendamiento de al menos 6 meses y por lo general un año. Las partes involucradas pueden acordar libremente la duración del contrato. La mayoría de los contratos tiene una duración de 1 año. Sin embargo, el contrato se prorroga automáticamente a la opción unilateral del arrendatario en un 1 año más hasta un máximo de 3 años. Otra ventaja para el inquilino: después de un período de al menos 6 meses se podrá dar por terminado unilateralmente el contrato con un plazo de 30 días. Sin embargo, en este caso el propietario puede reclamar por daños y perjuicios. El propietario puede terminar unilateralmente antes de la expiración de los tres años por uso propio o familiares de primer grado (hijos, padres, hermanos) y con un preaviso de un plazo de 2 meses y si el contrato de arrendamiento ya existe por lo menos por más de 1 año.

3. Arrendamiento
El precio del arrendamiento puede ser libremente establecido por las partes. Los aumentos de alquiler acordados se ajustan para el año siguiente. El depósito o fianza queda establecido en uno a dos meses de alquiler. Normalmente el depósito no está sujeto a ningún tipo de interés. El propietario también puede requerir garantías adicionales. La legislación española no reconoce el derecho de una reducción del precio del alquiler debido a defectos en la propiedad, más bien, el inquilino sólo puede hacer una reclamación por daños y perjuicios contra el arrendador. Sin embargo, si el inquilino reduce el alquiler, se crea una razón para la resolución o cancelación del contrato de arrendamiento.

4. La venta rompe el derecho de alquilar
En la legislación alemana vale el principio "la compra no significa el final del alquiler", es decir, al comprar una propiedad el comprador deberá, en lugar del anterior propietario / arrendador, mantener todos los derechos y obligaciones en el contrato de arrendamiento y no tiene derecho a cancelar. A diferencia del derecho español: bajo la condición de que el contrato de arrendamiento no se inscribió en el Registro de la Propiedad en un acta notarial, el nuevo propietario puede exigir al inquilino desocupar la propiedad dentro de un tiempo razonable.

Si usted está interesado en alquilar una casa o un apartamento a largo plazo en Mallorca, por favor, póngase en contacto con nuestros expertos de alquileres Oscar Chuctaya (971 67 12 50) e Ivana del Toro – también responsable de inmuebles comerciales (971 69 52 55).

Contacto